Lunes, 5 de Junio de 1944

Querida Kitty:

Nuevos disgustos en la Casa de atrás. Pelea entre Dussel y la fa­milia Frank a raíz del reparto de la mantequilla. Capitulación de Dussel. Gran amistad entre la señora de Van Daan y el último, co­queteos, besitos y sonrisitas simpáticas. Dussel empieza a sentir deseos de estar con una mujer.
Los Van Daan no quieren que hagamos un pastel para el cum­pleaños de Kugler, porque aquí tampoco se comen. ¡Qué mise­rables!
Arriba un humor de perros. La señora con catarro. Pillamos a Dussel tomando tabletas de levadura de cerveza, mientras que a nosotros no nos da nada.
Entrada en Roma del S° Ejército, la ciudad no ha sido destruida ni bombardeada. Enorme propaganda para Hitler.
Hay poca verdura y patatas, una bolsa de pan se ha echado a perder.
El Esqueleto (así se llama el nuevo gato del almacén) no soporta bien la pimienta. Utiliza la cubeta-retrete para dormir, y para ha­cer sus necesidades coge virutas de madera de las de empacar. ¡Vaya un gato imposible!
El tiempo, malo. Bombardeos continuos sobre el paso de Calais y la costa occidental francesa.
Imposible vender dólares, oro menos aún, empieza a verse el fondo de nuestra caja negra. ¿De qué viviremos el mes que viene?

Tu Ana M. Frank
.