28 de Septiembre de 1942 (Añadido)

Me angustia más de lo que puedo expresar el que nunca podamos sa­lir fuera, y tengo mucho miedo de que nos descubran y nos fusilen. Eso no es, naturalmente, una perspectiva demasiado halagüeña.
.